RSS

Tiempo muerto

19 enero 2009

Siempre pensé que en el camino que conduce a la gloria siempre hay obstáculos y hay baches que complican el tránsito y no son precisamente flores y rosas. Según el diccionario de la RAE la palabra euforia tiene tres significados : 1) capacidad para soportar el dolor y las adversidades; 2) Sensación de bienestar, resultado de una perfecta salud o de la administración de medicamentos o drogas y 3)Estado de ánimo propenso al optimismo.

De los tres quiero detenerme en dos, el primero y el tercero, porque en mi caso particular y en estos momentos, dada la poca complicidad que observo entre los que formamos parte de esta aventura, la euforia en mi persona está un poco por debajo de lo que ha estado hace unas semanas. Es lógico comprender que de la misma manera que muchos de los que nos movemos por estas latitudes tienen su trabajo, su tiempo de ocio y su familia, el que os escribe no adolece de ello y todo lo que suponga dedicar tiempo a otros quehaceres -y yo os puedo asegurar tengo muchos- significa quemar energía que si no se reconduce bien puede generar problemas mayores.

Con todo esto quiero decir que ha llegado el momento de replantearme seriamente si sigo tirando en solitario del carro o por el contrario hay quien está dispuesto a hacer más llevadero el camino del que hablaba al principio, ayudándome a llevar la mochila, saciando mi sed y otras cuestiones que fueran necesarias. Es posible que los intereses y objetivos de cada cual no sean los mismos, y en ello está la cuestión. Por tanto, amigos y amigas, os propongo que cada cual opine sobre el futuro de este grupo, sus posibilidades de realización y sobre todo su implicación personal y compromiso. Es decir,¿Hasta dónde estamos dispuestos cada cual a aportar para que esto acabe como algunos deseamos?

Os planteo por tanto un tiempo muerto para la reflexión y el análisis.

1 comentarios:

Ramón Arribas dijo...

Hola amigo, mucho ánimo. Está claro que todos valoramos tu esfuerzo y dedicación por llevar esto a buen puerto y nos hacemos cargo...pero quiero que comprendas, que lo sabes, lo difícil que es hacer esto en la distancia después de tantos años e implicar a las personas, que seguro que lo están promoviendo y comunicando a otros compañeros.
Ya sabes que tienes todo mi apoyo y ayuda para lo que haga falta, por mi parte la propuesta que hiciste hace algunos días, la estoy llevando a cabo, pero si que es verdad que cada uno tenemos que sacar nuestras agendas y llamar, escribir, etc a esos viejos amigos y hablarles de esto.
Animo a todos a colaborar y liberar de toda la carga a Felipe.
Gracias a todos y ánimo amigo Felipe